Dulce postre con frutos secos

Después de un buen banquete, no hay nada como un delicioso postre para terminar del todo bien la comida. Si te gusta cocinar, aquí tienes una deliciosa receta de tarta de queso con un toque de frutos secos, el detalle para no caer en la típica receta de postre y salir un poco de la monotonía. A continuación, tienes la explicación detallada paso a paso de como hacer este exquisito plato y dejar a todos flotando en una nube. ¡Pon las manos en la masa que comenzamos!

INGREDIENTES BASE:

– 150g de arroz inflado integral

– 50g de pistachos

– 50g de avellanas

– 6-8 dátiles

– 1 cucharada de miel

– 1 cucharada de panela (azúcar sin refinar o azúcar que os guste)*

– 2 cucharadas de aceite de coco (o aceite de oliva o mantequilla si queréis)

En un bol ponemos los dátiles unos 10 minutos cubiertos de agua caliente para que se reblandezcan. Los trituramos con un poco de agua hasta tener un puré.

Cortamos en trozos con un cuchillo los pistachos y las avellanas.

Mezclamos el arroz inflado, los pistachos, las avellanas, el puré de dátiles, la miel, la panela y el aceite de coco. Untamos el molde con aceite de coco y colocamos la base apretando con una cuchara y dando forma.

Horneamos veinte minutos a 180 grados o cuando veamos que se ha tostado. Mientras preparamos el relleno.

INGREDIENTES RELLENO:

– 200g de frutos rojos congelados (dejar unos pocos para decorar)

– 200g de requesón 0%

– 200g queso batido 0%

– 2 cucharadas crema de almendras

Batimos hasta hacer puré los frutos rojos descongelados. Añadimos el requesón, el queso crema y la crema de almendras y batimos hasta tener todo integrado. Vertemos sobre la base y metemos a enfriar un mínimo de 2 horas. Decoramos con unos cuantos frutos rojos a gusto del consumidor.

Tus comensales se van a quedar encantados, ¡Muy buen provecho!