Dulce postre con frutos secos

Después de un buen banquete, no hay nada como un delicioso postre para terminar del todo bien la comida. Si te gusta cocinar, aquí tienes una deliciosa receta de tarta de queso con un toque de frutos secos, el detalle para no caer en la típica receta de postre y salir un poco de la monotonía. A continuación, tienes la explicación detallada paso a paso de como hacer este exquisito plato y dejar a todos flotando en una nube. ¡Pon las manos en la masa que comenzamos!

INGREDIENTES BASE:

– 150g de arroz inflado integral

– 50g de pistachos

– 50g de avellanas

– 6-8 dátiles

– 1 cucharada de miel

– 1 cucharada de panela (azúcar sin refinar o azúcar que os guste)*

– 2 cucharadas de aceite de coco (o aceite de oliva o mantequilla si queréis)

En un bol ponemos los dátiles unos 10 minutos cubiertos de agua caliente para que se reblandezcan. Los trituramos con un poco de agua hasta tener un puré.

Cortamos en trozos con un cuchillo los pistachos y las avellanas.

Mezclamos el arroz inflado, los pistachos, las avellanas, el puré de dátiles, la miel, la panela y el aceite de coco. Untamos el molde con aceite de coco y colocamos la base apretando con una cuchara y dando forma.

Horneamos veinte minutos a 180 grados o cuando veamos que se ha tostado. Mientras preparamos el relleno.

INGREDIENTES RELLENO:

– 200g de frutos rojos congelados (dejar unos pocos para decorar)

– 200g de requesón 0%

– 200g queso batido 0%

– 2 cucharadas crema de almendras

Batimos hasta hacer puré los frutos rojos descongelados. Añadimos el requesón, el queso crema y la crema de almendras y batimos hasta tener todo integrado. Vertemos sobre la base y metemos a enfriar un mínimo de 2 horas. Decoramos con unos cuantos frutos rojos a gusto del consumidor.

Tus comensales se van a quedar encantados, ¡Muy buen provecho!

Pollo relleno con frutos secos

Pollo Relleno de Frutos Secos

Ingredientes:

-600 g de filetes de pechuga de pollo/pavo

-1 cebolla

-2 zanahorias

-1 penca de apio

-Pasas de Corinto

-Orejones

-50 ml de Brandy

-Un poco de nuez moscada

Preparación:

Ponemos los orejones y las pasas en remojo con agua templada durante 20 minutos. Mientras, lavamos y picamos la cebolla, la zanahoria y el apio. Rehogamos la cebolla durante 5 minutos con un fondo de aceite, y cuando esté dorada añadimos la zanahoria, el apio y una cucharada de agua. Tapamos la sartén y dejamos cocer 10 minutos, salpimentado y aromatizado con nuez moscada.

Escurrimos las pasas y los orejones, y estiramos el filete de pollo, un poco salpimentado por ambos lados.

Ponemos una capita de verduras previamente salteadas, y luego colocamos los frutos secos (mejor si los orejones estan abiertos por la mitad). Enrollamos nuestro filete, y los atamos con hilo de cocina. Este proceso requiere paciencia, y tiempo. Si veis que una esquina del rollito está muy abierta, podéis usar palillos, sino luego, durante la cocción, se puede salir el relleno.

Para asar los rollitos, se puede hacer al horno o en una olla. Yo preferí hacerlo en una olla.

Para ello, untamos los rollitos con aceite, los colocamos en la olla, y si quereis, podéis rallar un poco de trufa por encima, le da muy buen sabor. Cuando el rollito esté dorado por ambas partes, añadimos el brandy, y lo dejamos cocinar hasta que la carne esté al punto deseado.

¡Ya tienes tus rollitos, deliciosos, y muy, muy sabrosos!
Esta es una manera diferente de comer carne, en lugar de hacer los típicos filetes de pollo a la plancha, con unas pocas verduras puedes hacer estos deliciosos rollitos rellenos.

Beneficios de los frutos secos para la salud

Los frutos secos son muy buenos para nuestra salud porque:

-su contenido en ácido fólico y en Lisina (un aminoácido) previene los problemas vasculares

-su aporte de ácidos oléicos y linoleicos ayudan a mejorar la circulación de la sangre, la salud del corazón y normalizan los niveles de colesterol

-gracias a las vitaminas B y E, el cobre, el hierro, el fósforo, el potasio y el selenio, evitan enfermedades como el cáncer (del tipo degenerativo)

-por su elevado valor en calcio, son los sustitutos ideales para los lácteos, siendo una excelente alternativa para los que no toleran la lactosa. Además, refuerzan los huesos, favorecen el crecimiento y previenen la osteoporosis.

-debido a su gran cantidad de fibras, evita la aparición de enfermedades intestinales y previene el estreñimiento.

-proporciona alto contenido calórico, unas 500 calorías por cada kilogramo

-sus componentes elevados como el zinc y el selenio son recomendados para aumentar la fertilidad en los hombres, porque promueve el movimiento de los espermatozoides.

-son fuente de fitoestrógenos, que reducen los efectos de la menopausia en las mujeres y ayuda a evitar los sofocos característicos de esta etapa.

-para las personas que sufren de anemia, el hierro de los frutos secos será muy bueno para modificar esta condición

-consumir 30 gramos de avellanas por día reduce el riesgo de padecer arteriosclerosis gracias a sus oligoelementos

-ayudan al sistema nervioso por sus efectos sedantes, excelente para los que padecen úlceras

-buen aliado para los casos de artritis por el Omega 3

-su gran aporte de proteínas equivale a la mitad de lo necesario por día para un adulto (50 gramos de pistachos cubren el 50% de los requerimientos diarios de una persona).

Bizcocho con frutas escarchadas y frutos secos

Mezclamos la mantequilla (a temperatura ambiente) con el azúcar. Vamos incorporando los huevos uno a uno. Cuando tengamos una mezcla homogénea, añadimos la harina tamizada y mezclada con la levadura. Por último, echamos a esta mezcla las frutas escarchadas en trocitos y los frutos secos también troceados.

Engrasamos un molde y ponemos la mezcla dentro. Podemos poner encima algunas frutas escarchadas enteras para decorar, con cuidado de que no se hundan en la masa del bizcocho.

Horneamos a 180ºC durante 50 minutos. Dejamos enfriar antes de desmoldar y listo.

 Trucos y Consejos

Si no queremos que las frutas escarchadas troceadas se vayan al fondo del bizcocho, las podemos pasar por harina antes de incorporarlas a la mezcla. Así quedarán repartidas por todo el bizcocho.

 Información Nutricional

Entre los principales ingredientes del bizcocho se encuentran el azúcar, la harina y los huevos. El azúcar sólo aporta energía. La harina suma hidratos de carbono en forma de almidón. El huevo es el alimento que contiene las proteínas más completas y de mayor valor biológico y uno de los más ricos en colesterol, localizado en la yema.

Por su parte, las frutas escarchadas aumentarán el componente calórico de la receta, sumando más hidratos de carbono, mientras que los frutos secos aportan grasas insaturadas, que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Batido de frutos secos sin leche ni azúcar

Ingredientes:

  • Un puñado de almendras con piel (unas 15).
  • Un puñado de cacahuetes pelados sin sal (unos 20).
  • 3 dátites sin hueso.
  • 1 plátano pequeño.
  • 1 vaso de agua.

Preparación:

Llenamos un vaso de agua y ponemos las almendras a remojo dentro unas tres horas (una hora como mínimo). Con esto conseguiremos que el fruto se ablande y obtendremos una leche de almendras de forma natural al triturarlo. Ni si quiera será necesario colarlo porque aprovecháremos toda la almendra.

Pasado el tiempo de remojo, traspasamos el agua con las almendras al recipiente de la batidora.

Retiramos las cáscaras de los cacahuetes hasta que tengamos unos 20. Pelamos y cortamos el plátano en rodajas y lo agregamos al vaso de la batidora junto a los cacahuetes y los dátiles. Batimos bien hasta que quede todo bien triturado, aunque a mi me gusta dejar siempre algún tropezón que otro para comérmelo con una cuchara.

Notas / Variantes:

Este batido es muy nutritivo, saludable, saciante y energético.

Es ideal para deportistas, ya que si lo tomamos después de hacer ejercicio nos aportara muchos nutrientes que perdimos durante el deporte.

También es un batido estupendo para tomarlo durante dietas de adelgazamiento, ya que no hemos utilizado nada de azúcar y tanto las almendras como el plátano son saciantes y nos ayudará a mantener los niveles de azúcar en la sangre.

El hecho de no llevar leche, lo convierte en una bebida apta para vegetarianos, veganos e intolerantes/alérgicos a la lactosa. Además, los lácteos impiden la correcta asimilación del hierro que, en este caso, contienen los frutos secos. Así que también se convierte en un buen complemento para combatir la anemia.

Podemos sustituir los cacahuetes por otros frutos secos, como por ejemplo, pipas de girasol o calabaza, nueces, pistachos… Únicamente hay que tener en cuenta que no sean salados.

Si tenéis una batidora potente, podéis incorporar unos hielos a la mezcla para hacerlo más refrescante.